Skip to main content
SearchLogin or Signup

Consejo Coordinador Empresarial

Published onOct 13, 2020
Consejo Coordinador Empresarial

El Consejo Coordinador Empresarial reconoce la relevancia de un plan estratégico a 10 años, y sobre todo, el ejercicio incluyente para su elaboración, así como su consulta posterior. Es fundamental tener una hoja de ruta de esta naturaleza para que el estado de Nuevo León recupere su liderazgo nacional, como se manifiesta en sus objetivos.

Un elemento transversal que convendría incorporar, y que es clave para alcanzar los objetivos fijados es el de la movilidad social. Es la movilidad social la que permite a las familias mejorar sus niveles de calidad de vida, y alcanzar niveles de prosperidad que les lleven al bienestar que atinadamente se persigue con este plan estratégico.

En el CCE consideramos muy atinado el elaborar el plan con base en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, al ser ésta una guía que se usa en todos los países miembros de la ONU para mejorar sus niveles de desarrollo, de manera incluyente y sustentable. Los ODS son hoy el principal parámetro internacional, por lo que Nuevo León no podía ser ajeno.

Aunque se aluden a lo largo del texto, en la sección de principios sería importante considerar los de igualdad y equidad como valores transversales al resto de los principios.

Para el CCE, es de particular interés el capítulo sobre Desarrollo Económico, que es sobre el que basaremos el presente posicionamiento.

Un aspecto inicial que consideramos muy importante es reconocer en este plan que la realidad se está modificando sustancialmente con la actual pandemia que vivimos, y sus consecuencias sanitarias y económicas.

Es importante dado que conviviremos con los efectos de la pandemia por muchos años, y también porque lo que hoy estamos viviendo está obligando al mundo entero a replantearse sus paradigmas y a definir cómo será la nueva manera de realizar todas las actividades económicas para adaptarse a la nueva realidad que nos impone esta crisis.

La estructura de este capítulo dividida en los ejes de desarrollo regional, impulso a MiPyMEs, capital humano y capacidad de innovación y desarrollo es muy adecuada para la planeación a 10 años. Sin embargo, hay temas transversales que podrían fortalecer estas visiones, y que son fundamentales para un estado con el prestigio económico de Nuevo León.

El aprovechamiento del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TMEC) podría ser una acción transversal que, dada la fortaleza de Nuevo León en diferentes sectores económicos, funcionaría como pilar para los ejes de este capítulo.

Hay nuevos rubros contemplados en el TMEC directamente relacionados, como lo es el impulso a las MiPyMEs. En este sentido, al hablar de integración a cadenas de suministro debería contemplarse no sólo a las empresas grandes del estado sino a las cadenas que tenemos con América del Norte, lo que abriría mucho mayores oportunidades.

La realidad actual de disrupción de cadenas globales de valor, tanto por la tensión comercial entre Estados y China como por la pandemia, está cambiando de fondo los flujos comerciales y abren una ventana de oportunidad muy importante que Nuevo León, con su consolidada industria manufacturera, sea un polo de atracción para la producción de diversos insumos que hoy son hechos en Asia y que van al mercado norteamericano. El TMEC es una gran plataforma para aprovechar esta oportunidad.

También, el nuevo rubro sobre comercio electrónico y servicios del TMEC es uno que Nuevo León podría aprovechar con relativa facilidad.

Otro aspecto que habría que incorporar es cómo promover no sólo inversión en innovación y desarrollo en los sectores económicos ya establecidos, sino cómo facilitar y detonar el establecimiento de empresas basadas en nuevas tecnologías, como lo son las startups. Nuevo León podría ser un importante hub a nivel nacional.

Impulsar este tipo de empresas, particularmente a las llamadas Fintech, también ayudaría mucho para atender los retos de financiamiento que hoy enfrentan las MiPyMEs, mediante esquemas que están siendo exitosos en muchas partes del mundo desarrollado, como complemento importante del sistema financiero.

El tener más empresas basadas en tecnología, también abonaría a la generación de capital humano capacitado para la demanda laboral futura, ante los retos que impone la automatización de muchos procesos de los sectores económicos tradicionales. En los países de la OCDE, de los empleos creados durante los últimos 10 años, el 40% corresponden a empresas de la industria 4.0.

En cuanto al desarrollo regional, falta entrar más a la creación de polos regionales de desarrollo. Más allá de solo entender y aprovechar las vocaciones y capacidades de las regiones, sería recomendable una estrategia que contemple la construcción de capacidades y condiciones para ampliar las posibilidades de actividades económicas en las regiones.

De esta manera, se despresurizaría al Área Metropolitana, y a su periferia, lo que repercutiría en mejores condiciones urbanas, al tiempo que ayudaría a desarrollar a las regiones.

En el eje de innovación, sería importante contemplar programas de incentivos que promuevan mucho mayores índices de inversión privada, que en los países desarrollados es la que más contribuye a la CTI, así como esquemas de mayor colaboración entre sector privado, académico y gobierno.

Un tema de gran relevancia que se reconoce a lo largo del capítulo es la disparidad en cuanto a la participación laboral, y las condiciones de trabajo, entre mujeres y hombres. Es claro que se requieren medidas de fondo para fomentar la mayor participación laboral y económica de las mujeres, para satisfacer las necesidades del mercado laboral. Pero faltan propuestas específicas. Nuevo León podría innovar en esta materia y establecer un ejemplo a nivel nacional.

Finalmente, un tema fundamental que sugerimos se reconozca de manera explícita en el plan es que la base para cualquier entorno sano de inversión y negocios son el respeto a la legalidad, la certidumbre jurídica y económica, y un estado de derecho sólido; así como la correcta colaboración entre gobierno, sector privado, y la sociedad en su conjunto.

Comments
0
comment

No comments here